La decadencia de las representaciones de Panamá en los juegos deportivos centroamericanos y del Caribe

Con la reciente participación de Panamá en los XXIII Juegos centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, donde obtuvimos 13 medallas en total, de las cuales 3 fueron de oro, 5 de plata y 5 de bronce, me quedó el mal sabor de sentir que Panamá debería estar en mejor posición, si se toma en cuenta que, como país, contamos con una economía aun próspera, que supera a muchas de las naciones que obtuvieron mejor resultado en tema de medallas en esta justa regional. Pasa lo mismo con nuestra representación en otras justas regionales, como los juegos centroamericanos, los juegos suramericanos y los juegos panamericanos.

Haciendo un poco de historia, Panamá ha sido hasta segundo lugar en ese tipo de contiendas (IV juegos celebrados en Panamá en 1938), ha estado entre los 5 primeros en 5 ocasiones (1930, 1938, 1946, 1954 y 1959), entre los 10 primeros en 7 ocasiones (1935, 1950, 1962, 1966, 1970, 1974 y 1990) y después de los 10 primeros en 11 ocasiones (los primeros juegos en 1926, en 1978, 1982, 1986, 1993, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014 y 2018). La peor posición fue en 1993 (juegos de Ponce, Puerto Rico) en la que quedamos en la posición 18 (solo 7 delegaciones quedaron por debajo de Panamá).

En el medallero histórico Panamá está en octava posición, superada por países como Republica Dominicana y Jamaica, que han crecido deportivamente en años más recientes. Pero Panamá logró estar en primeros lugares solo hasta los VIII juegos celebrados en 1959, lo que nos pone a pensar que el deporte panameño lleva una caída de casi 60 años.

Hoy día la economía de Panamá supera a la de México, Cuba, Colombia y Venezuela, entre otros, pero estos países siempre están y han estado en mejor posición deportiva que Panamá. Yo diría que eso se perdona porque la población y territorio de esos países es mucho mayor que la de Panamá y, por tanto, tienen mejores opciones de acceder a condiciones de práctica y competencia de deportes que nuestros atletas. Eso es una cosa, pero ser superado por Bahamas, Trinidad y Tobago y Jamaica no parece armonizar con la realidad socioeconómica que se reporta entre esos países y Panamá. Algunos tienen menor espacio territorial que nosotros.

Por eso vino a mi mente que ahora el deporte está, supuestamente, en mejores manos, desde el punto de vista económico. Las federaciones son presididas por políticos importantes, unas, y las otras por grandes empresarios. Antes las federaciones, si es que existían, estaban organizadas por los mismos deportistas o sus dirigentes, los cuales estaban dedicados al mismo deporte que impulsaban. Incluso había deportes que nos representaban si federaciones formales y eran los que nos llenaban de trofeos y medallas.

Deportes de conjunto como el softball, baseball y baloncesto nos hacían brillar; pesas, lucha, boxeo y atletismo siempre dieron medallas.

En aquel entonces los deportistas que ganaban no tenían padrinos, a duras penas podían viajar, no tenían trabajo ni promesa de eso. Iban a competir porque eran los mejores, porque entraban a gimnasio y estadios a competir y ganaban, no le pedían permiso a nadie y no había nadie en la puerta filtrando el ingreso. No tenían padres influyentes en la federación y su única fanaticada era la gente simple y sencilla que los veía ganar. En otras palabras, las puertas de los pocos, viejos y casi inservibles estadios y gimnasios estaban abiertas a deportistas y dirigentes. Para salir a representar al país, además de superar los obstáculos burocráticos y económicos, requería ser realmente bueno.

Medallero Barranquilla 2018
Medallero de Barranquilla 2018 al 3 de agosto de 2018

Ahora el deporte está en manos de los dos extremos, las federaciones muy ricas o las federaciones muy pobres; en casi todos los casos los dirigentes ni practican el deporte al cual representan y hay intereses de algún tipo en ellas; además se abre más el espacio a los deportistas que tienen buen roce con la dirigencia que a aquellos que practican deportes en los cuadros y canchas de los barrios. Pocos casos se han dado de deportistas panameños rescatados en el extranjero, pero en la mayoría de los casos han dado buenos resultados.

Hay que devolver el deporte a los deportistas y los dirigentes que tienen que ver con el deporte, hay que abrirle la puerta a aquellos que merecen tener el apoyo de competir y representarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s